En los Medios

Cabaña La Ñata en La Nación
Cabaña la Ñata

Cabaña La Ñata en La Nación

Por en En los Medios

Palermo, la olimpíada de Oro   Las cabañas llegaron con animales de excelente calidad en las distintas razas, lo que demuestra una evolución constante; las tendencias que siguen, las tecnologías que utilizan y los problemas que también enfrentan   Desde la cabaña La Ñata, Juan Carlos Casal, administrador, cuenta que allí apuntan a que la vaca pueda parir sin problemas un ternero. Para ello, se concentran en animales con bajo peso al nacer. “La idea es producir toros con los cuales las vacas puedan parir sin problemas”, sostuvo. “El criador quiere asegurarse eso”, añadió. Pero hay más: la eficiencia en la conversión es otro de los objetivos centrales. “La mejor conversión es algo que también se trabaja genéticamente”, precisó. En esta firma dicen que también buscan que sus toros se adapten a todas las situaciones de mercado. “Nuestros toros nacen en situaciones de campo de regular a mala (la firma tiene establecimientos, entre otras zonas, en Mercedes) y cuando salen pueden adaptarse sin problemas”, explicó. Ver nota en La...

Leer más
La Ñata en Clarin
Cabaña la Ñata

La Ñata en Clarin

Por en Alimentación, Agua y Nutrición, En los Medios

Con lluvias de apenas 450 milímetros por año, la estancia Los Venados logró triplicar la carga por hectárea. Con el corrimiento de la frontera agrícola, poco a poco comieza a descubrirse cómo se hace ganadería eficiente desde los distintas zonas productivas de la Argentina, que quizás antes estaban un poco olvidadas. Aunque no se tenga en cuenta lo suficiente, al momento de pensar en los principales factores para la producción, uno de los insumos fundamentales para la ganadería es el agua. En la estancia Los Venados, en el sur de San Luis, justamente queda demostrado que la eficiencia puede estar asociada a una administración eficiente del agua, aunque no necesariamente haya una abundante oferta hídrica en el año. En el campo de cría Los Venados, de 12.600 hectáreas, ubicado en Alto Negro, a 160 kilómetros al sur de la ciudad de San Luis, hay 3.500 madres, sobre 90% de la superficie praderizada con pastos adaptados. El establecimiento cuenta con altísimos índices de preñez, de un promedio superior al 90% y producen su propia semilla forrajera para sembrar en estos ambientes. Una demostración del alto potencial de la región. El sur puntano es una zona de pastizales, de tipo sabana, que forman el tapiz natural de un relieve levemente ondulado. Estos pastizales, pocos palatables y de baja digestibilidad para el ganado, crecen sobre suelos muy arenosos y con un acumulado de lluvias de solo 450 milímetros por año, concentrados en la estación cálida. Estas características constituyen un ambiente íntegramente ganadero. Carlos Bossi, asesor responsable de Los Venados, contó a Clarín Rural que esta estancia está formada por tres campos: el primero de ellos, de 7.000 hectáreas, fue adquirido en 1999; el segundo, de 3.800, se compró en 2003, y la última incorporación fue hecha hace tres años, y son 1.800 hectáreas más. Bossi comentó que antes que la firma La Ñata -que llegó desde Buenos Aires (VerUn negocio…)- adquiriera esta estancia, él ya asesoraba campos en la provincia de San Luis. Por ello, consideró que el campo tenía un enorme potencial para el desarrollo forrajero. Se trata de una experiencia que vale la pena conocer. El especialista técnico relató que el primer paso, luego de la compra del campo, fue un convenio...

Leer más